Séptima Quimioterapia

Feliz con mi séptima sesión de quimioterapia, me la dormí entera y qué feliz me sentí al despertar y saber que faltaban menos de 15 minutos para finalizar la sesión. Luego comencé a darme cuenta que tenía hambre así que con mi madre y Andrés Salvadores (un amigo de Temuco que está de visita en mi depto en Santiago) nos fuimos a almorzar a “El Naturista” en pleno centro de Santiago, donde tras comerme un panqueque de choclo, tomate y queso, y tomarme un jugo de durazno, volvimos al centro del cáncer para que me chequeara el médico y me dijera que estaba estupendo… y yo sabía que lo decía no por complacerme, sino que era verdad, ya que aún tengo bastante pelo (de hecho, no se nota que estoy con un tratamiento químico que lo bota), no tengo mayores efectos secundarios (de hecho comí y ahora estoy escribiendo este post después de haber salido a Bellavista desde dónde vengo recién llegando y ya pasada las 5 am. escribo esta actualización en mi sitio web.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo