5 de Octubre

Era el 5 de Octubre de 1988 y todo Chile salía para hacer lo que creían sería el voto más importante de sus vidas, era el plebiscito que permitiría seguir en el mandato del dictador Augusto Pinochet o volver a una democracia.

Yo era pequeño, recuerdo bien las campaña políticas, la del SÍ que causaba miedo y era oscura y sin colores que contrastaba con la del No llena de colores y esperanza. Recuerdo la famosa franja cuando Lagos apuntó con su dedo a Pinochet, o cuando aparecía una foto del dictador con todas sus condecoraciones. Recuerdo también la sensación de que algo grande iba a suceder, toda la gente estaba espectante, a medida que se acercaba el plebiscito la confianza de que el voto sería finalmente libre y que se respetaría la decisión popular iba creciendo y la “alegría se empezaba a sentir”, fue así como todo chile salió a votar y el NO arrasó en todo Chile (salvo la IX región donde triunfó el SI, aunque en la capital de la Araucanía, Temuco, ganó el NO). Era pasado de la medianoche cuando finalmente el gobierno militar reconoció su derrota y la alegría se desbordó en el país, a partir de entonces Chile vivió con la ilusión de un mundo mejor, más humano y más justo.

Llegó 1989 y con ello la elección democrática del futuro presidente, los partidos políticos que habían formado la concertación para apoyar la causa del NO, se unieron en un solo candidato y así salió electo Patricio Aylwin, tras su corto mandato de transición (4 años), la concertación comenzó a desmembrarse para que cada partido volviera a tener sus causas propias, pero aún seguía el lindo recuerdo del grupo del arcoiris, de ese modo, los que siguieron aliados continuaron en el mandato bajo la presidencia de Eduardo Frei. Así llegó el 2.000 y el país se dirigía nuevamente a votar, en esta ocasión el candidato de la concertación era Ricardo Lagos, que aún permanecía en el inconsciente colectivo como el gran opositor a Pinochet, era además el fundador del PPD (Partido Por la Democracia) que había sido creado básicamente para terminar con la dictadura, y con este peso histórico a su favor ganó en segunda ronda la elección. Dentro de su mandato, tuvo el acierto de poner a una mujer a cargo del ministerio de Salud y luego de Defensa, era hija de un general que se rebeló contra el golpe, socialista y poco a poco se fue ganando el cariño de la gente, fue así como fue elegida como presidenta de Chile, Michelle Bachelet, pero su coalición de gobierno ya está desgastada, los que antes luchaban contra los poco más de 16 años de dictadura ahora llevan 19 años en el poder, el arcoiris ya se desvaneció, poco a poco fue perdiendo sus colores, primero los rojos, luego los verdes y ahora ya no se distinguen bien sus tonalidades y el tiempo de la “alegría ya pasó”.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo