Algo de Historia, un poco de actualidad y propuestas para un futuro mejor

470 años de conquista española, 202 de Chile, poco más de 100 de Araucanía, y aún no aprendemos nada… aquí mi breve historia de Chile Muchas historias nos han contado sobre nuestro país, pero al ir desentrañando las verdades, parecen ser todas mentiras, ya desde la llegada de Pedro de Valdivia a estos territorios se sobrevaloró lo que aquí encontraron a fin que España financiara al Conquistador y no que diera por inútil esta conquista, pues aquí no había grandes cantidades de oro y plata, tenía un difícil acceso, terrestre y marítimo, al sur era muy frío y se morían de hambre, mientras al norte se calcinaban con el calor, pero Alonso de Ercilla se encargó de las primeras mentirillas. Luego vendría la Independencia que se inicia por lealtad a la corona Española y no por el deseo de querer ser independientes, después de todos quienes tenían el poder y la decisión de todo eran españoles y sus descendientes reconocidos que siguen siendo en gran parte los dueños de Chile. A principios del siglo XIX el Gobierno de Chile desea anexar la Patagonia y la Araucanía hasta ese entonces habitada por mapuches, y ya en 1845 y aprueba la “Ley de Inmigración Selectiva” en la que abre la puerta a los colonos Norteamericanos y Europeos, al mismo tiempo que se le cierra la posibilidad a los mismos chilenos y que idealmente beneficiaría a Alemanes, Suizos, Italianos y Croatas que no lo estaban pasando muy bien en sus respectivos países y que por el bien de sus familias decidieron dejar todo y aceptar la oferta del gobierno de Chile que le ofreció tierras, animales y otros beneficios, para llegar acá y encontrarse con que lo que se describía en la oferta a la realidad distaba bastante.Chile por sí mismo no ofrecía las mejores condiciones para los emigrantes, pues era distante, quedaba a trasmano (había que atravesar el Estrecho de Magallanes en una travesía nada de grata o bien cruzar por el desierto o la Cordillera) y además Santiago era muy inferior a Buenos Aires o Sao Paulo. Paralelamente se resolvía el tema mal denominada “pacificación de la Araucanía” (una ocupación por la fuerza que es la que quita los terrenos que el gobierno posteriormente entrega a los colonos) y aparecía Orélie Atoine autoproclamándose Rey de la Araucanía y la Patagonia. Así llegamos al siglo XX en que siguen llegando colonos, los mapuches ven disminuidas sus fuerzas y cada vez más su estilo de vida, el Gobierno de Chile que sigue disponiendo a su antojo y quitando y entregando terrenos a su libre disposición según los intereses de los gobernantes de turno, ya en la segunda mitad del siglo se suma a esto la reforma agraria, el periodo dictatorial y finalmente la pseudodemocracia que hasta hoy prosigue..Los problemas territoriales siguen pendientes, los mapuches tienen derecho legítimo a la tierra de sus ancestros, los colonos tienen el derecho legítimo que les entregó el Estado de Chile a sus padres o abuelos y que se sacrificaron toda su vida por trabajarlos adecuadamente, por otra parte está el mal mayor que no son ni los agricultores ni los mapuches, sino que son las forestales en manos de un par de familias (de la época de la conquista española) que son las que rodean las comunidades indígenas, les prohiben el tránsito incluso a vehículos de emergencia y les plantan alrededor eucaliptos o pinos que absorben el agua y degradan la calidad de las tierra.La visión de los descendientes de los emigrantes es que ellos trabajan la tierra y que los mapuches son flojos y por eso las tierras que poseen los mapuches no son productivas y que básicamente son tierras perdidas que no producen riqueza, palabra que le interesa enormemente al Estado porque ahí están los intereses económicos, es decir, más dinero entra al Estado, más hay para repartir en comisiones de Senadores y Diputados, atribuciones de Ministros, mejor ranking económico lo que significa mayor inversión extranjera que empuja la economía del 1% más rico del país y que domina mayoritariamente el Producto Interno Bruto (PIB).En otras palabras los chilenos normales estamos literalmente jodidos por todos lados, como pequeño empresario me atacan la Municipalidad, Serv. Impuestos Internos, la SEC, etc… no me dan ninguna franquicia tributaria y ninguna seguridad ante nada, sólo me exigen papeles, pagos, recibo advertencias de que me faltan más papeles y no me dejan trabajar porque cada trámite requiere tiempo y más papeles. El Estado funciona para los grandes (no más de un 2% de la población), ellos prácticamente no pagan impuestos de ningún tipo (para que vamos a hablar del perdonazo del SII a Johnsons, del valor de las Patentes Municipales que paga el Jumbo, de los castigos a La Polar, la colusión de la farmacia, la colusión de los pollos, las universidades privadas, etc…) En los ranking Chile figura excelente: total si yo me como 2 panes y tu no comes, el promedio da que comemos uno cada uno, suena bonito y es lo que indica nuestro PIB digno de la OCDE, pero no es lo que indica nuestro IDH (Indice de Desarrollo Humano, que realiza las Naciones Unidas) que nos pone como el 2do país con más desigualdades del punto (el primer lugar lo tiene Uganda, ni siquiera en eso somos campeones). Nos lavan el cerebro cada año por la Teletón, una “noble causa” o mejor dicho una “noble consecuencia” de que no sea una política de Estado y que se financia con beneficios tributarios de las grandes empresas que encuentran un modelo de publicidad que aumenta sus ventas a un menor costo y desfinancia a las más familias más humildes de Chile que son las que más apoyan.El tema marítimo con Perú es otro chiste de mal gusto, si lo vemos fuera de la imagen populista de lo que significa políticamente, desde el punto de vista económico el mayor perjudicado es Corpesca (propiedad del grupo Angelini, fundada por un italiano con dones empresariales que traía dinero para invertir y que supo aprovechas las oportunidades, muchas veces sin importar sus consecuencias como en el caso de Celco en Mehuín).Por otra parte, los agricultores fuera del problema global del clima y de la falta de medidas de protección al producto nacional ven como un grupo quema los campos por una reivindicación histórica de las que ellos no tienen la culpa (fue el Estado quien usurpó los terrenos y no los colonos).La interrogante ahora es qué hacemos para resolver los conflictos, mis consejos serían:

1.- Conozcámosnos y sepamos las distintas realidades, mientras cada uno viva en una burbuja no podremos nunca comprendernos 2.- Cambiemos nuestras autoridades y busquemos representantes de los ciudadanos y no de las grandes empresas o familias históricas. 3.- Aprendamos sobre la cosmovisión y la cultura de nuestros pueblos ancestrales y reivindiquémosla como tales (mapuches, aymarás, atacameños, diaguitas, etc…..) 4.- Cambiemos el sistema económico, no es posible que mientras más grande la empresa menos impuesto paga… (ejemplo publicado en un diario de circulación nacional: “en Temuco, un conocido supermercado ubicado en Avenida Alemania paga semestralmente $127, mientras que un bazar familiar ubicado a unas cuadras de ahí cancela $9.716”) 5.- No hagamos leyes como parches, según los problemas que vayan sucediendo, hay que anteponerse a los problemas y las leyes deben existir para que estos eventos no ocurran (ejemplos por millones, el más emblemático de los últimos tiempos la “Ley Zamudio”) .6.- La televisión pública debiera existir (en la práctica TVN no es considerado como canal Público, y no es reconocido como tal en a grupal como TAL que une a las agrupaciones de Televisión Pública de América Latina) 7.- Hablemos siempre con la verdad, no vendamos cifra que no corresponden. Seamos sinceros a la hora de responder encuestas, fichas sociales, necesidades reales (no es justo quitarle una beca a alguien que lo necesita por ahorrarse unos pesos; no hace bien al país vivir de apariencias cuando lo real es otra cosa) 8.- No discriminemos por ningún motivo (étnico, sexual, político, religioso, origen, nacionalidad, etc…) y Respetemos los derechos de todos por igual (del niño, humanos, del trabajo, de la salud, de la educación, de libertad de culto, de autor, etc..) 9.- El Estado tiene que asumir el rol de Estado y velar por el bien común. El Estado no debe comportarse como empresa privada (como ocurre con TVN o con EFE). Las licitaciones viales no pueden asegurar garantías a los licitantes (no conozco otra situación en donde si tu haces un negocio y te va mal el Estado de subvenciona). 10.- La justicia debe ser más dura con todos quienes sean una amenaza a la sociedad y sobre todo con los ladrones de cuello y corbata (ejemplo gerencia de La Polar), los irresponsables que no les importan las consecuencias de sus acciones (Ingenieros Edificio Alto Río, caso ADN, dueños de la minera San José, etc..), los pedófilos (acaban de revocar la prisión preventiva a Jaime Román), los que falsifican títulos médicos y ponen en juego la vida de las personas (caso directora de enfermería de la U. del Mar), y un largo etcéteras de grandes escándalos públicos que han quedado prácticamente impunes.

Una medida adicional: Si queremos un mejor país, es imprescindible que también nosotros seamos mejores personas, y eso vale para todos

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo