Quimioterapia, elecciones, la vida, la web

El viernes, mientras en Chile se prohibía toda propaganda política, fui internado en la clínica de la UC para comenzar la segunda parte de mi primer ciclo de quimioterapia (un ciclo está compuesto de 2 quimioterapias). A eso de las 16.00 aprox. me pincharon en el catete que me habían instalado hace 2 semanas en el pecho para no destruirme las venas (la cicatriz es pequeña y dudo que tenga alguna importancia si tomamos en cuenta lo peludo que soy y que hubo que depilarme un “sexy escote” para poder realizar la inserción). La administración de la droga fue relajada y en compañía de mi madre y mi hermana. Mis intenciones pasaban porque me dejaran irme ese mismo día al depto, pero el médico decidió que por ser de las primeras quimioterapias que recibía era mejor hidratarme con suero durante la noche, lo que significó que por lo poco acostumbrado y lo ansioso no dormí esa noche hasta que a las 7.30 (tras la visita de una enfermera a pesarme, tomarme la presión, medir el pulso, los niveles de oxígeno, preguntarme si había “obrado” y medir la cantidad de orina juntado), caí rendido frente al sueño, de modo que desperté cuando llegaba mi madre con mi hermana a rescatarme a eso de las 10 am. Ese día comencé a sentir el estómago pesado (como dice mi madre: tal como si me hubiera comido una vaca escabechada), el ánimo estaba más o menos (no sé si por los químicos inyectados a la vena o porque prácticamente no había dormido, por lo que el teléfono pasó al estado de silencio y tras dejar pasar un poco el día me fui a dormir temprano, de modo que el domingo desperté temprano, Chile estaba volcado en las urnas por las elecciones parlamentarias y presidenciales y yo con mi madre mirábamos el espectáculo por televisión, ya que ella se encontraba a más de 200 km. por lo que había tenido que excusarse y no votar, mientras que yo, como buen joven rebelde no estaba inscrito… de modo que el show era entretenido: “Longueira era sentenciado por el pueblo por dirigirse a votar a La Pintana; Lavín sonreía creyendo que pasaría sin dudas a la segunda vuelta y los canales de TV, se paseaban por los distintos centros de votación intentando captar personajes conocidos en las urnas o hacían análisis (en su mayoría sin sentido) de lo que pasaría en las siguientes horas. Mi estómago seguía pesado, miraba la comida y me repugnaba hasta el agua, no almorcé ni comí nada durante el día, pero al pasar el tiempo los resultados eleccionarios se iban a aclarando y mis ideas mentales también y así cuando ya había oscurecido y Correa Sutil leía el 3er cómputo mientras mi hermana había llegado al depto, decidí que lo único que podría digerir era un Churrasco-Palta (si sé, suena a locura, pero estoy seguro que nada más que un antojo podría pasar libremente hasta mi estómago esa tarde), de modo que cuando llegó a visitarme mi hermana, apenas alcanzó a cruzar la puerta, cuando mis deseos de enviarla al supermercado comprando unos bistec le fueron sugeridos y pronto se hicieron realidad; Mi madre no lo podía creer, me veía que le tenía asco hasta al agua y sin embargo, no tenía problemas en comerme un churrasco palta, mientras recorría la web del gobierno con los resultados eleccionarios de todo Chile. Me entristecí viendo que en Temuco había perdido el padre de mi amigo Felipe, pero me alegré con los cambios que se produjeron en algunas circunscripciones y distritos. Se estaban produciendo cambios en Chile y eso es bueno.El lunes dormí tranquilamente hasta que recibí el llamado por teléfono de mi madre a eso de las 14.00 que me indicaba que tenía que despertarme porque a las 15.00 estábamos citados a la Fundación Nuestra Señora de la Esperanza (más conocida como el área oncológica de la U. Católica), para una clase sobre quimioterapias que nos haría una enfermera. Todavía sentía el estómago pesado, llegamos al lugar y rápidamente nos vimos en una oficina con el aire acondicionado puesto en un nivel de refrigeración mientras nos explicaban con toda calma todo sobre el tratamiento que estaba recibiendo y yo comenzaba a sentirme mal y cerca de la 1/2 hora tuve que preguntar por el baño y me di cuenta que estaba acalorado, me sentía mal y estaba vomitando un ácido en el baño, tras eso, me recuperé inmediatamente, volví a la helada oficina y continuó la clase que se extendió hasta cerca de las 17.00 enq ue mi madre ya no aguantaba el hambre y yo sintiendo el estómago aún pesado repasaba mentalmente que me sentiría capaz de comer, hasta que me salió de alma (o del estómago), un “unas pastas me comería”, y tras tomar el metro, pronto estábamos sentados en la Piccola Italia del metro Los Leones comiendo. Me sentí bien, me cambió el color, recuperé el apetito y volví a ser el de siempre. Así pronto retorné al depto y al bajar un poco el sol sugerí a mi madre la idea de salir a comer un helado. Definitivamente ya estaba bien y listo para prepararme para cuando probablemente el próximo 23 de Diciembre me inyecten la 3era dosis de quimioterapia correspondiente a la primera parte del 2do ciclo.\n\nEspero aprovechar el tiempo durante los próximos días para actualizar esta web, colocar detalles sobre la enfermedad de Hodgkin y la quimioterapia ABVD con que me están tratando. Así mismo, también creo que me dedicaré a contestar correos y llamadas pendientes, así como también a llamar a amig@s que no tienen idea de lo que me ha sucedido en estos últimos tiempos. Por otro lado, creo que también aprovecharé la excusa navideña para enviar algunas tarjetas a varias personas a las que debí decirle algunas palabras en determinados momentos y no lo hice por distintos motivos, pero el luchar contra un cáncer da fuerzas y en vez de sentirme triste o preguntar al cielo el ¿por qué yo?, siento que es una oportunidad para tener un cambio de visión y enfrentar los miedos, vivir lo que es la experiencia de que la vida puede no valer nada y comenzar a disfrutar más los momentos y no hacerse problema por nada que no tenga una vital relevancia. Creo que más tarde haré una invitación para celebrar durante la próxima semana el solsticio de verano y darle gracias a la Divinidad y absorber un poco de la energía solar. P.D. Vieron el calendario? Hoy es Martes 13 (se ve bonito, ¿no?) * Fecha original de la publicación: 13 de Diciembre de 2005

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo