De paseo con mi hija en Santiago

Actualizado: 13 nov


De paseo con Fiorella Sacca Díaz en Santiago, Día 1

Algunos me creerán loco por traer a mi hija de vacaciones por 3 días a Santiago 2 semanas antes de Navidad, cuando el calor es insoportable, la gente vuelta loca comprando, los lanzas robando y el estrés cunde por toda la ciudad, pero lo cierto es que conociendo bien la ciudad y no siendo parte de la masa, se le puede sacar un buen provecho, aquí mi experiencia de hoy:



Tras descansar después de un largo viaje, a las 12.00 en punto salimos por fin, nuestra aventura tenía como objetivo el Museo Interactivo Miraron (MIM) para ir a jugar con burbujas, pero había que hacer un alto para comer y el Florida Center tenía gran variedad y quedaba cerca del destino así que fue nuestra primera parada, ahí tras almorzar y comprar un globo de helio, compramos alguna ropa que la Fiorella no había traído (pantalones, falda y “condoritos”). Tras la apurada comprada nos dirigimos al MIM, donde tras jugar con unas esculturas de tallarines colgantes en la entrada ingresamos, adentro habían varias delegaciones de colegios y hasta de una de un jardín infantil, recorrimos, jugamos con espejos, fuerzas, magnetismo, electricidad y por supuesto con Burbujas, finalmente salimos y el auto nos esperaba asoleado y la primera pasada casi obligada fue un helado mientras se ventilaba un poquito el auto, ya eran las 16.40 aprox y si no salíamos rápido del sector nos iba a agarrar el tráfico de hora punta por lo que decidí trasladarme a otra zona de Santiago y así llegamos al Parque Mahuida con la idea de lanzarnos en el trineo del Rodelbahn, lo que resultó de tal gusto y entusiasmo de la Fiorella que lo hicimos 3 veces, luego bajamos y apurados alcanzamos a entrar rápido a las granja interactiva para compartir un poquito con animales como alpacas, conejos, gallinas, gansos, caballos y burros. Como tuvimos que salir rápido (cerraban a las 18.30), nos fuimos decididos a jugar un rato al Aventura Center del Alto Las Condes, donde estuvimos lo suficiente como para que Fiorella probara todos juegos que le interesaban (incluida una mini montaña rusa de dragón que aunque chiquita no deja de ser potente). Salimos con la idea de visitar a mi hermana, pero por el camino la Fiorella me recordaba que no teníamos nada de comida en casa por lo que había que ir al supermercado, mientras mi teléfono yacía sin batería por lo que mi opción era irnos a casa y pasar al supermercado que tenemos a 2 cuadras, pero casi llegando a Tobalaba la Fiorella me dijo que necesitaba pasar al baño, por lo que la solución era evidente, entrar al Costanera Center, donde además entramos al supermercado y por supuesto a la tienda de dulces del subsuelo donde la Fiorella se eligió 100 gr. de gomitas, con ello ya mi batería portátil había hecho su trabajo y llamamos a mi hermana, por lo que nos fuimos directamente a su departamento, donde compartimos y comimos, llegó así la medianoche y finalmente regresamos a casa, donde tras dejarle un picoteo a la Fiorella mientras acostada ve Los Pitufos yo escribo este post.


De paseo con Fiorella Sacca Díaz en Santiago, Día 2 Hoy amanecimos un poco más cansados así que recién al mediodía comenzamos a bañarnos, comimos unos Caracoquesos en casa y pasadas las 13.00 recién salíamos rumbo al Parque Araucano con la idea de ir a jugar en la arena y redes, luego cruzamos la calle y nos adentramos al Parque Arauco con la idea de comer algo más, pero Fiorella Sacca Díaz inmediatamente recordó que estaba la pista de hielo y que el año pasado no la habían dejado patinar porque tenía 4 años y el mínimo era 5, así que ahora volvimos por la revancha y entramos sin problema, patinamos (como pudimos) y salimos algo cansados, pasamos por el cine (al que entré a buscar la cartelera) y a la salida unos pastelitos llamaron la atención de la Fiore, de ese modo era imposible no darle en el gusto y sentarse un ratito, la idea posterior era ir a jugar un rato para hacer hora antes de dirigirnos al centro para ver el mapping digital del Cascanueces en La Moneda, por lo que el lugar elegido era el Mc Donalds de Kennedy (al costado del Parque Arauco), donde Fiorella como si fuera un hámster se adentró por los tubos y jugó con otros niños, salió con ganas de comer un helado y nos devolvimos al Parque Arauco, como en el patio de comida casi no habían helados y el Yögen Fruz tenía una larga espera, nos fuimos al tercer piso a comprar un barquillo al Emporio La Rosa, donde la Fiore eligió su helado de “frutos del bosque”, tras esto ya era hora de dirigirnos hacia nuestro destino, así llegamos a la Plaza de la Constitución para ver el espectáculo en La Moneda, llegamos a las 20.00 y logramos acceder al centro mismo de la plaza, pero la mala organización respecto a un público mal educado y poco acostumbrado a este tipo de espectáculos significó que nadie viera ni escuchara nada que valiera la pena, por lo que a los 15 minutos de haber comenzado el espectáculo nos fuimos a comer, así llegamos al legendario Eladio de Av. Ossa, donde Fiorella sació su hambre de camarones y carne con puré, salimos alrededor de las 23.15 y sabíamos que a las 23.40 teníamos función de la película “Un Gran Dinosaurio” en el Hoyts de La Reina así que nos dirigimos hacia allá y vimos en una enorme sala con muy poco público tranquilamente la película, finalmente nos regresamos a casa y al igual que ayer Fiorella ve Los Pitufos mientras yo escribo este post.


Día 3 y regreso a Temuco Cada vez comenzamos más tarde, pero es lo que sucede cuando vas al cine a la función de trasnoche… en fin, salimos pasadas las 14.00 horas rumbo a Bellavista, lugar elegido para ser el epicentro de los panoramas del día que comenzaron con un almuerzo en el Bellavista Grill, ubicado en el Patio Bellavista, para bajar el cordero y la ensalada que comimos, el paseo fue seguir rumbo al Parque Metropolitano para así subir hasta el Zoológico de Santiago y observar unos cuantos animales como jirafas, elefantes, pingüinos o monos, que nos servirían de preparativo para nuestro siguiente objetivo, la Parade Paris, un evento realizado por la multitienda en que cerraron la Alameda y pasearon por ella con globos enormes de distintos dibujos animados, mientras las veredas atestadas de niños y grandes se transformaban en una masa extraña que se apreciaba muy bien desde nuestra ubicación en los faldeos del cerro Santa Lucía mientras Fiorella jugaba con nieve y serpentinas envasadas que vendían por todos lados, sin embargo poco observamos ya que Fiorella quiso bajar a ver más de cerca porque la ramas tapaban un poquito y nos adentramos al cardumen humano y darnos rápidamente cuenta que era mejor subir el cerro, y así lo hicimos, nuevamente recuperamos la vista, pero ya hacía un poco de frío y estábamos cansados, Fiorella Sacca Díaz además no estaba muy interesada en el espectáculo y tomamos la decisión de bajar y abandonar la zona rumbo al Parque Forestal, pero llegando abajo, la idea de un pastelito con un chocolate caliente entusiasmó a la Fiorella y así llegamos al Bombón Oriental, donde tuvimos nuestro descanso, finalmente regresamos a Bellavista (aprovechando de pasar a unos juegos) a recuperar el auto y regresamos al departamento rápidamente a empacar ya que debíamos regresarnos a Temuco.

Justo a la medianoche íbamos ya entrando a la Ruta 5 (Panamericana) y emprendíamos nuestro viaje, así comenzó el retorno donde nuestra primera parada fue de unos minutos a jugar al Upa, luego seguimos tranquilamente hasta Teno (20 km. al norte de Curicó), donde paramos a comer al Teno Sándwich, ahí nos pedimos un churrasco italiano y descubrimos que tenían cabañas, por lo que decidimos pasar la noche. Desperté alrededor de las 10 am, subí a Fiorella durmiendo y seguimos rumbo al Sur, pasado Chillán despertó la Fiorella, paramos en los Saltos del Laja, pero Fiorella todavía estaba con sueño y hacía un poco de frío así que no se entusiasmó con bajar a ver el salto de cerca sino que solamente desde el puente, así que seguimos rumbo a Los Angeles, donde ya Fiorella estaba más animosa y quiso pasar a comer, como opción rápida y como no me conozco mucho la ciudad entramos directo al mall, ahí nos encontramos con los juegos del Happyland , donde estuvimos un buen rato jugando antes de comer y seguir nuestro viaje. Salir de Los Angeles siempre me ha costado y esta vez no fue la excepción, pero finalmente logramos salir y retomar nuestra ruta. Nuestra última parada fue el Pronto Copec de Lautaro, donde pasamos al baño y a jugar nuevamente.

Finalmente llegamos a Temuco y nos reencontramos con Giorgio Sacca Díaz y Rommy Krasna Díaz Poblete, mientras Fiorella se cambiaba ropa porque tenía su primera clase de Natación en el Club Gimnástico Alemán, pero esa ya es otra historia…

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo