Semana Santa

Actualizado: 12 nov


El “Viernes Santo” es quizá uno de los días más curiosos en Occidente, mientras los cristianos recuerdan la muerte de Jesucristo y evitan comer carne, la televisión da las mismas películas de siempre (TVN lleva 36 años seguidos dando “Jesús de Nazareth”) y nos muestra los tacos a la salida de Santiago y de las rutas a la costa, las playas y caletas se llenan de turistas, los buses suben los precios de los pasajes y los supermercados los de limones, mariscos, vino blanco y pescados mientras los niños se entusiasman con los huevitos y conejos de chocolate que llenan los pasillos.

Lo curioso de todo es que existe un sincretismo pagano-judío-cristiano-comercial que aunque normalizado por la sociedad no tiene mucho sentido en la denominada “Semana Santa”.


En resumen, para entender estas fechas hay que saber que el nombre de Pascua proviene del Pésaj, una festividad judía que conmemora la liberación del pueblo hebreo de la esclavitud de Egipto, pero que por su fecha coincide con el florecimiento de la primavera del hemisferio norte.

Así aparecen los conejos y huevos que se pintaban como símbolos de la fertilidad utilizados por pueblos paganos para celebrar la llegada de la primavera y que se dedicaban a Ishtar u Ostara (Ostern), la Diosa de la Primavera y que fue variando según la región y el tiempo hasta Eostre que finalmente dio paso a Easter como se le denomina en inglés a esta festividad, luego los cristianos la relacionan la fecha de la muerte y renacimiento de Jesuscristo y con ello crean un periodo de reflexión (cuaresma) en que se recomienda un ayuno y austeridad, evitando así el consumo de alimentos lujosos (como la carne en esos tiempos) , dándole un nuevo sentido a la festividad, así poco a poco se va configurando esta extraña fusión cultural y nacen diversos cuentos sobre conejos que ayudaron a Jesús, pero no fue hasta el siglo XX cuando comienzan a hacerse los huevitos y conejitos de chocolate.


Toda esta historia se ha distorsionado aún más con fundamentalismos ignorantes, cuentos infantiles, comercio, cine y televisión, por lo que hoy ya cada uno puede entender y aplicar la historia que desee en su vida según sus propias creencias sin imponerlas a los demás y respetando sus diferencias de opinión.


Personalmente preferiría usar esta fecha como un tiempo de reflexión debido a que marca sin querer el inicia de un nuevo ciclo anual según nuestra sociedad (comienzan clases, se renuevan permisos de circulación, se hace la declaración renta, etc..), el clima por lo general también ayuda a ello, ya que está comenzando el otoño y con ello baja la temperatura, los árboles botan sus hojas y el paisaje se tiñe de amarillos. También es un buen tiempo para aprovechar las ofertas y abastecerse de carne el viernes y de pescados, mariscos y chocolates a partir del Domingo.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo