Tiempos de censura

Actualizado: 12 nov


A propósito de que los medios y redes sociales se ven invadidos de historias del plebiscito del 88 me acordé de un cuento que escribí a mediados de los 90`s, se llamaba “Tiempos de Censura”, aquí se los dejo:


Tiempos de Censura

Chile – 1988. Daniel (16 años, bien vestido, con su mochila de colegio) camina por el centro de Temuco, repentinamente escucha una música que le trae recuerdos de su infancia (es la canción “Plegaria de un labrador” de Víctor Jara), recuerda que era su canción preferida cuando niño, pero un día le perdió la pista, no la escuchó más y con el tiempo ya la letra casi se le había olvidado completamente, pero ahora estaba ahí, tan cerca, cantada por un cantante callejero a la entrada del Mercado Municipal, no pudo dejar de quedarse ahí escuchándolo mientras buscaba en sus bolsillos algunas monedas para darle al cantor popular… pero repentinamente aparecen los Carabineros, quienes sin explicación alguna se llevan detenido al cantante popular, extrañando esto a Daniel, quien mucha veces había visto que los Carabineros pasaran por el lado de otros cantores sin tomarlos en cuenta, por lo que intentó defenderlo, pero fue en vano, no obtuvo respuestas de los carabineros, sólo unas del cantor que decía: “Víctor vive, la alegría ya viene!!!”, dejando la incógnita aún más grande para Daniel, quien no duda en preguntar en el puesto más cercano sobre el por qué se habían llevado detenido al cantautor y quien era ese tal Víctor, a lo que obtuvo una rápida, efectiva, pero para Daniel incomprensiva respuesta: “Estaba cantando una canción de Víctor Jara, prohibida por el gobierno de Pinocho”, dejando muy confundido a Daniel, quien no tenía idea que hubiera canciones prohibidas en el país, comienza a pasear por el mercado, observando una realidad que siempre estuvo pero que nunca se había dedicado a observar, los locales con sus detalles que daban la impresión de estar oprimidos, las bromas con trasfondo político y una pareja besándose en la pileta del centro del Mercado, en que un elemento llama curiosamente la atención de Daniel, pues los enamorados están besándose con pequeños audífonos conectados al mismo personal stereo, de pronto la cinta salta, los amantes se desconcentran , y mientras arreglan la cinta que tiene pegada una etiqueta que dice “Silvio”, ven a Daniel con cara de curiosidad y se acercan a él diciéndoles: “sabemos que se ve algo curioso, pero es la única forma pa´que los pacos no nos cachen la música y podamos estar tranquilos y encontrar el éxtasis de amor que buscamos…. Hoy hasta el amor está censurado, por suerte “la alegría ya viene”. Daniel parece sorprendido, la chica abre su cartera y le entrega un casette: “Es de Silvio Rodríguez, un cubano que le canta al amor y la revolución, toma, es un regalo, escúchalo en silencio y sin que nadie se entere, nos puedes buscar por aquí en el mercado cuando quieras comentarnos algo”, Daniel le agradece y se despide, vuelve caminando por dónde vino y al llegar al pasillo ve una chica de unos 15 años que le cautiva, el se acerca disimuladamente y ella se saca los audífonos y le pregunta si sabe que le pasó que siempre se colocaba en ese sector del Mercado, Daniel le explica lo ocurrido, ella entiende la situación, Daniel se da cuenta que ha vivido su vida en una burbuja, le pregunta a la chica si le puede explicar qué pasa con la música en el país, ella lo mira con ternura, saca un lápiz y le anota en la mano su número de teléfono diciéndole: “cuando quieras hablamos (le toma la mano), mi mamá me está esperando en la zapatería de la vuelta”. Daniel se va a su casa, nada dice de lo sucedido esa tarde, anota el número y dibuja un corazón a su alrededor, se queda dormido escuchando con audífonos el casette que le pasó la pareja.

Al día siguiente amanece lloviendo, va a clases y regresa empapado, se cambia ropa, toma el número y llama, Paula (la niña) le contesta, Daniel observa por la ventana y un arcoiris se divisa en el paisaje…..


P.D. para los menores, el casette es como una caja plástica que contiene una cinta magnética que permitía reproducir música antes de la existencia de los CD`s y los Mp3`s

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo